Brasileña escort con videollamada REAL 643238616

Ciudad:

Zaragoza

Fecha:

2020-04-04 09:00:01

Nombre:

Valentina

Teléfono:

643 238 616

Edad:

28





https://twitter.com/XFantasiaxsexo/status/1246203302422945796

Soy una brasileña que aterrizó en España hace unos meses y no he dejado de trabajar como prostituta profesional de lujo desde que llegué. En estos momentos tan especialmente difíciles, donde el coronavirus no deja que podamos hacer una vida normal y nos obliguen las autoridades competentes a quedarnos en nuestros hogares, hace que haya tenido que discurrir otra manera de poder ganarme la vida. El contacto físico en estos momentos se hace imposible, ya que es la forma que tiene el virus de propagarse como ya sabéis todos vosotros. Así que se me ocurrió el hacer videollamadas eróticas.

Como puta no me fue nada mal, ya que se me da bien el sexo. Sé que todas las profesionales del amor para ganar clientes y dinero, se venden bien y ninguna va a decir lo contario, pero en mi caso, (los clientes que me conocéis ya sabéis a lo que refiero) es totalmente cierto y en foros de putas se puede comprobar que soy una mujer legal. En mi periplo por el norte de España que es por donde he trabajo de lumi, he dejado grandes clientes y amigos, he devuelto la sonrisa a muchos hombres que la habían extraviado y no sabían la manera de recuperarla. Por ello voy a realizar una fantasía sexual que nunca he tenido, aunque para seros sinceros nunca lo habría imaginado, no por ello significa que no te vaya a gustar el cómo te lo presente.

Recuerdo allá por mi tierra donde el sol rutilante calienta huesos, piel, alma y nunca dejan de broncearse y nuestros cuerpos morenos, y destacan sobre el resto de cuerpos en cualquier otro punto del globo terráqueo. En una playa de Rio de Janerio, unas amigas mías con mi compañía disfrutábamos de un día magnífico cerca de la orilla y no lejos del paseo. Debo decir que las tres éramos, para la vista muy agradables y para la mente algo picantes. Nuestras figuras sin un gramo de grasa y con bikinis de poca tela y pegadas a la piel, desviaban miradas tanto del género masculino como del contrario. Y más cuando nos poníamos a jugar a la pelota, y empezaba a sudar nuestra piel brillando bajo el sol matutino.

Un solitario turista rondaba cerca con la vista más puesta, en nuestros poderosos pechos que luchaban por querer salirse continuamente del bañador, que de la inmensidad del mar. Un mar hipnotizador que no estaba dando el resultado lógico, ya que nuestras carreras detrás del balón y risas juguetonas, eran las que se llevaban todas las atenciones sensoriales.

Mientras que las olas del mar lamían nuestros tobillos de forma incansable, cuando rompían contra la orilla, las tres amigas ya cansadas del juego decidimos ir a darnos un reconfortante baño para despegar de nuestras pieles el sudor de nuestro ejercicio. Siempre la más valiente a la hora de dar el chapuzón fui yo, que no me lo pensé dos veces y me lancé de cabeza sintiendo el contraste de mi cuerpo caliente con el agua fría del océano. Me siguieron el resto, y con las tres ya mojadas hasta las pestañas, vimos a un turista que se había acomodado cerca de nuestras toallas, bolsos y balón. A mi amiga le resultó atractivo, era un chaval, con bañador de marca conocida por todos, justo encima de las rodillas el logotipo, color bermellón con algunas rayas azules. Quise gastar una broma a mi amiga y al chico que miraba, a ver si los podía juntar o por lo menos hacer de ese día algo divertido. Con la complicidad de la tercera amiga le quitamos la parte de arriba del bikini y nos lo empezamos a pasar de una a otra. Nos dimos cuenta enseguida que el chico se quitó las gafas oscuras, empezando a disfrutar o a sufrir de nuestras pequeñas maldades. Las risas iban en aumento y la que se quedó con los pechos al aire tampoco hacía mucho esfuerzo en conseguir tapar sus saltarinas tetas. De repente le vimos levantarse, dejar las gafas cuidadosamente en la toalla y acercarse lentamente hacia la orilla. En menos de lo que pensábamos estaba tan cerca de nosotras que casi lo podíamos tocar, físicamente no era nada del otro mundo, pero tenía una bonita sonrisa. En un despiste el sujetador fue a parar al hombro de nuestro galán y mi amiga me pidió por favor que fuera yo a buscarlo. El mar nos cubría hasta por la cintura, con lo que mi amiga tenía que cubrirse con brazos y manos sus senos para que los ojos de nuestro amigo no se le salieran de su sitio. Me acerqué a él y le pedí por favor que me devolviera la prenda de mi amiga y el con su bonita sonrisa no tardó en ofrecérmela. Le devolví la mejor de mis sonrisas y un “muito obrigado”.

Con todas las prendas puestas, salimos del agua dispuestas a secarnos, tomar un poco el sol y marcharnos a comer a algún restaurante de por ahí cerca. No sin antes proteger nuestra piel con crema solar. Quisimos poner a prueba a aquel muchacho que nos respondió en español un “de nada” cuando la entrega del objeto de deseo. La del sujetador se llama, Yarah, y significa “mujer del agua”, una estupenda hembra de medidas perfectas y un trasero que es la envidia del continente. Me pidió que le extendiera crema y me ofreció su bote para empezar a tapizar su ya bronceado contorno.

Me comentó que no me cortara y que había que poner caliente a ese español que tanto le había gustado, sobre todo a Yarah, pero que a mí también me apetecía entrar en el juego a ver que sucedía. Así que ella tumbada boca abajo empecé el embadurmaniento y mis manos repasaron piernas y nalgas con más detenimiento del habitual para estas ocasiones. Sentada sobre el culo de ella, mis manos pasaron a la espalda, desabrochando la tira que impide que las tetas salgan libres. Otra vez nuestro Don Juan posaba sus salidas órbitas oculares en la escena que le estábamos preparando con tanta intención que hasta casi se nos escapan otra vez, unas risas que hubieran sido carcajadas. Luego Yarah pasó a masajearme y a ofrecerme sus manos llenas del líquido viscoso, que más parecía ya al semen que iba acumulando nuestro amigo en sus recipientes calientes. El ambiente se iba volviendo más caliente, y decidimos cambiarnos para el masaje.

Cuando me tocó a mi, me di la vuelta y mi amiga sentada sobre mi sexo empezó a frotar sus manos contra mis senos. En la playa no había casi nadie y las personas más cercanas quitando al chico, estaban lo suficientemente lejos como para no percatarse, aparte, con nuestros bolsos hacíamos un poco de parapeto y así quedar ocultas de miradas indiscretas.

Con la parte de arriba casi quitada, mi colega de aventura masajeó mis tetas de una forma deliciosa, yendo desde debajo de la axila, hasta juntarlas con una presión suficiente como para que fueran muy voluminosos. Ya con los pezones empequeñecidos por el roce yo seguía disfrutando de ese momento único que me estaba proporcionando. Además sabia de que había dos ojos que no perdían vista del espectáculo gratuito que le estábamos dando.

El pobre chico tuvo que irse a dar un baño, antes del cual lo vimos nervioso ajustándose el incómodo bañador que por instantes se le quedaba demasiado pequeño. Con pasos cortos y algo doblado, se encaminó hacía el agua a que calmara su exaltado estado. Una vez aliviantado su fogosidad gracias al líquido aliado, nosotras ya teníamos todo dispuesto para abandonar la playa. Con arena pegada por nuestros culos, nos dispusimos a darnos antes de irnos una ducha en la misma playa y dejar esa arena molesta en su sitio. Sin darnos cuenta el español se nos presentó y nos preguntó que bares estaban bien por la zona. Le aconsejamos unos a los que solemos ir, le di mi número de teléfono para que me agregara al chat del móvil para poder hablar si él quería en otro momento, a lo que enseguida sacó su celular y nos fichó a las dos. La tercera amiga se quedó fuera de la ecuación por motivos de pareja.

Escríbeme El ingreso será inmediato por transferencia bancaria y sin previos. Soy una profesional de confianza.

https://twitter.com/XFantasiaxsexo/status/1246203302422945796


https://twitter.com/XFantasiaxsexo/status/1246203302422945796
Buena crítica en foros
Fotos verificadas
  • Foto 1 de Brasileña escort con videollamada REAL.
  • Foto 2 de Brasileña escort con videollamada REAL.
  • Foto 3 de Brasileña escort con videollamada REAL.
  • Foto 4 de Brasileña escort con videollamada REAL.
  • Foto 5 de Brasileña escort con videollamada REAL.

Aviso COVID-19

El gobierno ha aprobado declarar el estado de alarma en todo el territorio nacional por un periodo de tiempo indefinido, para afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19 en España. Por esta razón la página de escorts en Zaragoza XFantasiax, solo anuncia anuncios eróticos de videollamadas.

En este sitio se muestran fotos de contenido sexual para adultos mayores de 18 años.

Si eres menor de 18 años debes abandonar la web.

Utilizamos cookies para el correcto funcionamiento de la web. Las cookies utilizadas para la analítica web no recojen ningún dato personal.

Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies

Pulsa el botón ACEPTAR para confirmar que has leído y aceptado la información presentada. Si deseas modificar la configuración de las cookies pulsa MODIFICAR TU CONFIGURACIÓN.
Después de aceptar, no volveremos a mostrarte este mensaje.

Modifica tu configuración