Sexo y descerebrados sin complejos, en gh vip 2015

Palabras tiznadas, por Alexandra

6

Lo más granado del panorama nacional, en el famoseo bobo y patrio, lo llevamos sufriendo durante ya algunas semanas, en la cadena privada de siempre.
Un surtido de personajes, a priori variados, pero que en realidad vienen todos de la misma rama, chulos y chonis, siendo analizados en debates, por la chusma de todos conocida en los platós de televisión. Parece ser, que el formato con famosos, da tanta audiencia, que llega para pagar miles de euros a la semana, a algunos de los concursantes.
El sexo nunca falta a la cita, escondidos entre las sábanas, algunos concursantes se pegan como lapas, bajo las atentas cámaras de infrarrojos y millones de ojos pendientes de ver algún descuido, he imagino que pensado, la poca vergüenza que tienen. Los deseos carnales de los participantes, suelen ser bien vistos por los telespectadores, y quizás durante un tiempo no les voten para que continúen con su romántico copular.

11
La ex de un buen torero, el hijo de una tonadillera, gitanos homófogos y racistas, un periodista con plumas y en pie de guerra, ex política adúltera, en definitiva, gente muy preparada, que se llevan una pasta gansa, por hacer el ganso en la cuadra donde cohabitan.

510
En todo momento está gran hermano en las pantallas de nuestras casas, con galas, debates, expulsiones, resúmenes y el día a día que soportan estoicamente, 3,5 millones de telespectadores. Que mejor manera de llenar horas de televisión y además, que sean productivas y rentables.

912
Este año nos están regalando momentos únicos y extraordinarios, para no volver a ver más este programa. La choni del pueblo, marcando lorzas, embutida en sus ropajes, y con camisetas reivindicativas. La escena del jacuzzi, chapoteando dentro, un negro de otro reality y un paquirrín, (que no es mal chaval) deleitándonos con su cuerpo torero. Los zíngaros expulsados por un comportamiento bochornoso y ruin, incluso para estar dentro de esa chabola, mofándose de dejar abandonado a un perro en una gasolinera. Un torero “social” buscando un público, donde quizás en la plaza no lo encuentra, la exconcejala Olvido, que le gusta más salir en los telebasuras, que chupar piruletas y aunque hay más asistentes a esta bazofia, quizás queden en un segundo plano.

82

Autor: admin

Deja un comentario