Preguntas broncas y sexualmente indecentes

Palabras tiznadas, Alexandra

Buceando por Google para hacer un nuevo artículo, me topé con esta noticia que me impacto doblemente. Primero por la noticia en sí y segundo por el programa de televisión que debo admitir qué, aunque sabía de su existencia, nunca había visto. Soy mujer de poca televisión. Los titulares de las diversas páginas venían a decir que la entrevistada, Mina El Hammani, actriz de series, había dejado sin palabras al entrevistador a una pregunta sobre sexo.

La resistencia que así se llama el programa, tiene dos preguntas impertinentes, que a todos los entrevistados les hacen. Una es, cuánto dinero tienen ahorrado en el banco, y la otra, que cuanto tiempo hace que no tienen sexo. Empezaremos a desgranar la segunda.

No se conformaron con preguntarle el tiempo que llevaba de sequía sexual, ya que afirmó que llevaba más de un mes sin tener sexo, sino que aún hicieron un comentario qué, aunque ocurrente, en mi opinión de un nivel chabacano. El comentario fue, que querían saber que, en el mes de abstinencia sexual que Mina decía llevar, también entraba la masturbación. Esto dicho con segundas y palabras supuestamente jocosas. La chica no quiso seguir más con una de las preguntas estrella del programa, y ahí se acabó.

Posiblemente me gane algunos enemigos, ya que el programa televisivo tendrá miles de seguidores, pero a mi forma de ver estas dos preguntas son poca calidad periodística y de una estupidez estudiada. Visioné el video entero de conversación entre la actriz y Broncano, y ya desde el principio vi el poco interés que iba a tener. De un total de 19 minutos de entrevista, los primeros casi 4 minutos 30 segundos, los dedicó a la pronunciación de su nombre, luego le preguntó sobre su montaña preferida de su Marruecos natal, que por cierto, no sabía ninguna. Un minuto del tráiler de la serie que imagino fue para promocionar y lo siguiente ya, unas bromas que les prometo que en ningún momento tuve una mueca de risa. Compaginando guasas sin gracia, de la serie que estaba promocionando, continuó hasta el final. en que tenía que abrir la invitada, una caja sin poder decir a nadie su contenido.

Les juro a ustedes, por el posicionamiento en Google del blog en el que escribo, que no le vi en ningún momento, ni la gracia del programa, ni el arte de David Broncano dirigiéndolo. Quizás ya tenga una edad y no entienda ciertos formatos televisivos enfocados quizás a jóvenes. Hay muchos artistas que para promocionarse personalmente o en la serie en la que está actuando, necesite pasar por la caja, de la humillación personal y profesional.

Sobre el mal gusto no hay nada escrito.

Autor: admin