“Nosotras si sabemos pactar”, prostitutas electas

Palabras tiznadas, Alexandra

Un puticlub de la ciudad condal, ha sabido sacarle partido a su negocio con el eslogan “nosotras si sabemos pactar”, en referencia al hecho consumado de la calamidad de nuestros queridos políticos, que nos llevan a las cuartas elecciones generales en cuatro años, el 10 de noviembre. La incompetencia de los profesionales que manejan los hilos de España, aprovechada sexualmente.

Las otras profesionales, tanto las putas de alto standing, como la creativa publicitaria van a sacar buena, y merecida tajada por su buen ojo a la hora de ver una situación excepcional.

Apricots, que así se llama el local, ha conseguido llamar la atención anunciándose en dos diarios del papel, La Vanguardia y el Mundo Deportivo. Desde hace unos días este anuncio se ha colado por méritos propios en redes sociales y ahora salta a los periódicos digitales. La autora de esta buena idea publicitaria cuanta que, “siempre intentamos ligar nuestra publicidad a la actualidad y en estas semanas sabíamos que de lo que más iba a hablar era de los pactos electorales, la posible investidura o la repetición electoral”.

En la cuña publicitaria del periódico, justo debajo del comentado titular, marca los precios con los que trabajan las escorts de lujo de este garito de lumis. Esta sala erótica ha tenido alguna que otra situación polémica con sus ideas, en una ocasión siendo la feria del Mobile World Congress, les hicieron quitar en Barcelona unos carteles de gran tamaño. El gobierno de Barcelona prohibió e hizo quitar los rótulos de estos anuncios.

“Siempre sacamos cosas cuando nos parezca que hay un hecho que pueda encajar con nuestros clientes: la renta, eventos de moteros o de videojuegos, etc. Intentamos jugar con ese doble sentido”.

En mi opinión, los políticos se han convertido en rameras barriobajeras y traicioneras, que solo miran por sus intereses particulares, y las sedes de sus partidos, en el lupanar donde cuentan sus votos que las encuestas les predicen, como si tratara de un tesoro que no les pertenece.

Les deseo más suerte a esta empresa de prostitutas, que a los políticos prostituidos por su codicia y deseo de poder. Aunque señoras y señores, vivimos en España, tierra llena de golfos y oportunistas y seguro que antes les cerrarían el negocio de las escort, que estos gobernantes dimitan o les podamos echar a la puta calle.

Autor: admin