Broche final, isla de las tentaciones

Palabras tiznadas, Alexandra

La isla de las tentaciones llega a su fin y el programa a sido un auténtico éxito de televisión. Quizás demasiada audiencia para ese formato tan pobre y chabacano, pero que, para las últimas horas del día, apetece ver algo que no sea política ni malas noticias, estar en una onda diferente y algo para no estrujarse mucho la masa gris.

Mónica Naranjo ha sido la que ha conducido el reality, y puso la letra y música de “Tempations” pegadiza la sintonía. En mi opinión lo mejor de todo. Su labor era sentar a los concursantes chicos por un lado y chicas por otro, y enseñarles las imágenes de su pareja en las situaciones más comprometidas con los y las 10 solteros.

Es la hora del reencuentro y de las explicaciones, ahora es cuando se sientan las parejas en un cara a cara, con los videos de todo este tiempo en los hoteles de los solteros y solteras. Ha habido de todo, como en la botica de la abuela, infidelidades abiertas y descaradas, malos entendidos, muchos lloros por parte de algunos hombres, y sobre todo carcajadas variadas por parte de la audiencia. También un vídeo que se hizo viral, el del grito roto de Estefanía por parte de Cristofer corriendo hacia ninguna parte por la playa.

Los primeros en pasar por el mal trago fueron Ismael y la princesita de bote, Andrea. Pongo en antecedentes por si alguno se lo ha perdido, que la chica le fue infiel desde el minuto 1, hasta el último día. Disfrutando en todo momento de su nuevo amor y llegando al éxtasis con la culminación final. Haciendo el amor como dos conejos enamorados, vieron juntos los vídeos, y la princesa medio ruborizada con esas imágenes ponía cara de buena chica. Ismael de creo unos 23 años resultó el más maduro de cuentos allá se fueron, y con una calma que hizo ponerse nerviosa a su chica, le dijo las palabras necesarias para que no pudiera resistirse y soltar unas lágrimas de cocodrila. Cada uno terminó por su lado.

Alex y Fiama una pareja que me llamó mucho la atención, el hombre se pasó toda la estancia en la isla del paraíso, lloriqueando en las esquinas y con sus compañeros. Daba mucha pena cuando hacía pucheros, una inseguridad que, si hubiera sido su madre, cojo un avión y me lo traigo a España ostia limpia. Su pareja le cantó las cuarenta, e imagino que luego al calor del hogar, se llevaría la del pulpo, por gilipollas. Salieron juntos.

La pareja más normal y aburrida son Adelina y el guardia civil José. Aburrida porque el televidente quiere carnaza, como en los foros romanos, el público quería sangre. Al final se volvieron empalagosos y el pico le pidió matrimonio de rodillas. Emotivo que el folleto, picoleto.

Gonzalo y Susana unos novios que eran muy dispares, mientras la chica parecía muy normal, el chico era el típico que se cree salado, y no hace ni puta gracia. De su boca solo salía para sus solteras, groserías sexuales y parecía ser el gallito del corral. El más seguro de sus compadres, de que su dama estaba perdidamente enamorada por él. Susana muy avergonzada de su “averguenzalo”, no pudo con tanto vídeo, del ridículo con patas con el que había estado todo este tiempo, y sintiéndolo mucho dijo que no podía seguir con él. Ante la incredulidad que le supuso oír esas palabras, “averguenzalo”, no sabía decir más que, en serio tío, de verdad tío, ostia tío, Susana tío. Para echar la pota.

Y la más atrevida y pasota de todos, Estefanía que entró con su novio de 7 años y a la primera de cambio, lo cambió por otro soltero. Dice esta chica que su padre es José de los “chunguitos” o de Emilio de los chichos. La verdad que la infancia de esta chica no ha sido fácil, por lo que ha relatado, lo que si es cierto que se ha convertido en una de las protagonistas y estrella del programa. A la hora de la verdad, se sentó con Rubén, el soltero con el que lo estuvo pasando teta en la isla, ya que su pareja cristofer abandonó la isla, o la isla lo abandonó a él. Nuestra protagonista esperaba sentada enfrente a la presentadora Naranjo, con tics nerviosos, mientras el don Juan hacía el paseíllo por el medio de las antorchas camino a su encuentro. Fue claro y no dio rodeos, la mandó a hacer gárgaras en tres frases, se levantó y se fue, dejando a Fani compuesta y sin novio. No deseo mal a nadie, pero ese zorrón desorejado probó de su mismo caldo. Creo que ahora han vuelto, el osito de cristofer, está enamorado.

Colorín colorado, este puterío se ha acabado.

 

Autor: admin